El buen soldado de Jesucristo

10 Jul

2ª Timoteo 2:1-13

Timoteo fue un joven de padre griego y madre hebrea, se había convertido en el ministerio de Pablo. Más tarde se convirtió en su compañero en los viajes misioneros, hasta que llegó a ser pastor de la iglesia de Efeso. De manera que debemos entender, entonces, que cuando Pablo le escribe, lo hace como su padre espiritual. Esta es una de las epístolas pastorales, llamada así, por que es dirigida a un individuo. En esta carta Pablo le da a Timoteo, instrucciones en cuanto a doctrina, conducta. Como buen soldado de Jesucristo debía reunir algunas cualidades. En este pasaje pablo menciona algunas de ellas.
1. El buen soldado de Jesucristo. Esta dispuesto a sufrir penalidades. V. 3

Sufrir penalidades es soportar las aflicciones que en el ministerio se producen a través de:
Problemas: cuando uno planifica, debe esperar problemas. Los problemas son parte de nuestro plan. Sin embargo el buen soldado de Jesucristo debe estar dispuesto a padecerlos.

Escasez: Vendrán tiempos en que nos veamos limitados y comencemos a padecer necesidades. Habrá momentos en que tenga uno que poner de nuestra bolsa para el avance del ministerio, desde luego esto será cuando uno está en iglesia pequeñas. y por lo general casi nadie ésta dispuesto a poner de su bolsillo para la obra, esto es evidente cuando se trata de cooperar.

Oposiciones: No todos estarán de acuerdo con los planes de la iglesia, siempre habrán opositores que sin ningún fundamento estorbaran la obra de Dios. Y nos criticarán, Pero como buen soldado de Jesucristo debemos estar dispuestos a enfrentar tales oposiciones.

• Pablo dice: acuérdate de Jesucristo. V. 8

• V. 9 Yo también sufro penalidades a modo de malhechor.

2. El buen soldado de Jesucristo. No se enreda en los negocios de la vida. V. 4

Los negocios de la vida, son aquellos que nos traen beneficios personales. Cuando Pablo escribe a Timoteo, el asunto de comercio estaba muy bueno, los mercaderes andaban de un lado a otro. Y Timoteo fácilmente podía dejarse llevar por esta ambición. Lo que pablo está haciendo es recordar a Timoteo el propósito por el cual fue llamado.

Jesús dijo:

“¿QUÉ APROVECHARÁ AL HOMBRE, SI GANARE TODO EL MUNDO Y PERDIERE SU ALMA?”

¿Será malo anhelar ganancias financieras?

De ninguna manera, siempre y cuando ésta búsqueda no me desvíe de la verdadera ganancia de la vida.

 

Tienes que enfocarte en tu ministerio, Dios te ha llamado para que le sirvas en este lugar.

No te distraigas

Cuando pablo dice: No te enredes, está dando la idea de que los negocios de la vida, son una trampa mortal para aquellos que han aceptado el llamado de Dios y que pueden ser desviados por  la ambición.
Y los negocios de la vida pueden apartar a muchos de ese propósito. Cuantos pastores han sido enredados por los negocios de la vida. Pastores que han dejado su ministerio por el sueño americano. Pastores que se han dedicado mejor a sus negocios porque creen que allí obtiene más ganancias. Pero el buen soldado de Jesucristo. Jamás se enreda en los negocios de la vida.
3. El buen soldado de Jesucristo. Sabe luchar legítimamente. V. 5.
La recompensa depende de la fidelidad en el servicio cristiano. Pablo emplea las metáforas del:

                1. Soldado: debe dedicarse por completo a la vida militar. De la misma manera, la batalla           del reino demanda completa dedicación.

                2. Atleta: debe entrenar duro y someternos a las reglas.

                3. Agricultor: Como los agricultores, debemos trabajar arduamente y saber esperar.

4. El buen soldado de Jesucristo. V6

 Es trabajador.

No espera a que los de más le hagan su trabajo, tampoco espera que otros trabajen para que el lo haga. Nadie lo está empujando para que sirva. Es laborioso, no para anda de untado para otro tratando de sacar la tarea.

Emprendedor.
Tiene iniciativa propia, siempre va adelante, sus pensamientos están en la obra de Dios, trata de que las cosas salgan bien y no hace un trabajo mediocre.

Es navegador.

Como navegador sabe trazar bien la ruta a seguir y transmite la visión a su gente.


CONCLUSIÓN
Como buen soldado de Jesucristo debemos, mantenemos firmes a pesar del sufrimiento porque pensamos en la victoria, la visión del triunfo y la esperanza de la cosecha.

El sufrimiento vale la pena cuando alcancemos la meta de glorificar a Dios, ganar personas para Cristo y vivir eternamente con Él.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: